Alice in Wonderland III

Petia me mira exageradamente a los ojos, tanto que se pone bizco y casi se choca con mi nariz. Petia (diminutivo de Piotr[1]) también es poeta, claro, y es extremadamente simpático. Brinda tanto conmigo y tontea tanto con Annia (una chica poeta de Moscú), que empiezo a preocuparme seriamente y miro a su mujer, Ludmila, buscando señales de alarma. Pero la charmante Ludmila que habla francés y por eso la han sentado a mi lado ni se inmuta y mira a Petia con una mezcla de ironía y dulzura.

 Ludmila

Después me lo explican. Petia aguanta mal el alcohol (Rusia, Rusia) y ha llegado ya con alguna copa de más, porque en realidad está bajo shock: esa misma mañana[2], cuando iba de excursión con los alumnos de último año del instituto donde él es profesor de literatura, un coche atropelló a dos de las chicas y una quedó muerta en el acto. No se podía quitar esa imagen de los ojos, y quizá por eso brindaba así, de pura desesperación.


[1] Piotr Kazarnovsky.

[2] Esto ocurrió el 21 de junio de 2012.

Anuncios

Un pensamiento en “Alice in Wonderland III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s